Porteo en invierno, ¿qué necesitas saber?

Cada época del año tiene sus cosas. En verano, buscamos portabebés fresquitos que nos permitan llevar a nuestro peque sin asfixiarnos y en invierno toca elegir  prendas para no pelarnos de frío. Personalmente me resulta más agradabe portear con frío que con calor pero tardé en encontrar mi “xeito”. Si quieres portear en invierno debes tener en cuenta algunas cosas.

  • Lo mejor es no ir excesivamente abrigados, ninguno de los dos, o pasaréis demasiado calor. Piensa que tú regulas su temperatura con la tuya, así que mientras esté en contacto con tu cuerpo, estará calentito. Olvídate de buzos o abrigos demasiado voluminosos cuando esté dentro del portabebés. NO consegirás un buen ajuste y os resultará muy incómodo a los dos.
  • Cuando portees evita ponerle pantalón con pies. Cuando colocas al bebé en el portabebés, basculas su cadera de forma que el pantalón se sube. Si el pie está unido al pantalón le molestará y podría incluso hacerle daño en sus deditos. Para mantener sus pies calentitos puedes utilizar zapatos de suela blanda, si todavía no camina, y unos calentadores para tapar su pantorrilla cuando el pantalón se le suba (algo muy habitual cuando nos lo cogemos al colo). Los calentadores son super útiles cuando porteamos y es una de las prendas a las que más partido le saca porque alargan su vida útil hasta los 3 o 4 años.
  • Lo ideal es que entre bebé y porteador existan las menos capas posibles, siempre teniendo en cuenta la época del año en la que estáis. Poneos las prendas exteriores de abrigo una vez que hayáis ajustado el portabebés. Si tenéis un abrigo holgado que hayáis utilizado durante el embarazo, seguro que todavía le sacaréis partido los primeros meses del peque. Acabará quedándose corto, pero tenéis alternativas:
      • Una mantita. Es una solución de emergencia rápida y sencilla. Una mantita de vellón, por ejemplo, colocada sobre el bebé. Os sacará de un apuro, pero es un incómoda para poner durante mucho tiempo porque hay que colocarla continuamente.
      • Un pieza de punto para unir a tu abrigo. Si el abrigo tiene botones y eres un poco apañada, puedes calcetarte un extra para ampliar tu abrigo. Es una solución barata y efectiva. 
      • Cobertor de porteo. Una pieza diseñada para colocar sobre el portabebés. Tiene de bueno que vale para todas las tallas y se utiliza tanto en porteo delante como a la espalda. Los más completos constan de dos piezas que se pueden poner juntas o por separado. Una da calor y otra hace las veces de chuvasquero y cortaviento.
      • Los abrigos de embarazo que evolucionan a abrigos de porteo son una de las mejores inversiones que podéis hacer en el embarazo. Son prendas que se convertirán en imprescindibles y que no os sacaréis de encima durante varias temporadas.
  • Llevad al peque siempre con cabeza cubierta por un gorrito y ya estáis listos para portear aunque llueva, nieve o relampaguee.

    Si te ha gustado, comparte 😉

Acerca de Sonia López Sánchez

Soy Sonia. Mujer, madre y periodista. Gallega. Dediqué 15 años de mi vida profesional a la comunicación. Fue mientras estudiaba periodismo, mucho antes de ser madre, cuando comencé a investigar sobre cómo se paría en Galicia. No me gustó lo que encontré. Descubrí Gaia poco antes de que naciera Lucas, y de eso hace ya 6 años. En Gaia encontré mi forma de conciliar, criando a mis hijo e hija mientras acompaño a mujeres que, como yo, resuenan en otra forma de parir y criar, desde la consciencia y el respeto. Hoy sé un poco más que entonces de porteo, de juego libre, de BLW, de partos respetados y de lo poderosas que somos las mujeres. Y en ese camino estamos. Desde la honestidad y la continua formación. Haciendo tribu.

Un comentario

  1. Pingback: Por que o teu bebé recén nacido quere colo? | Porteo Galicia

No se admiten más comentarios