Yo no concilio, tú no concilias, él no concilia

Soy periodista. Durante más de 15 años, mi vida profesional tuvo que ver con la comunicación. Empecé muy joven y no pensaba entonces que mi carrera profesional se pudiera ver afectada por el hecho de ser madre. Trabajé duro para formarme y mejorar mi curriculum. Invertí horas, kilometros y vida en ser mejor, para demostrar que eso que hacía era lo mío, mi vocación, el trabajo de mi vida; en definitiva, que había nacido para eso.

En paralelo siempre tuve claro que cuando fuera madre dedicaría todo el tiempo posible a estar con mis hijos. Por los menos, los primeros meses. ¡Qué ingenua! ¡Los primeros meses..!

En mi imaginación, l@s hij@s siempre aparecían como un complemento a mi vida, no como algo central. Pasé 30 años obviando el hecho de que ser madre se iba a convertir en el eje de mi vida. Y alrededor de eso, todo lo demás. Nadie me lo dijo. Nadie nos lo dice.

Nohemí Hervada escribió hace ya algún tiempo, en un artículo que se ha hecho viral, que conciliar en este país solo se puede hacer de una manera: renunciando. Es la mejor definición que escuché nunca de lo que significa conciliar en España. Así que si estás embarazada o estás pensando en tener hijos, ve buscando respuesta a esta pregunta: ¿a que estás dispuesta a renunciar? Quieres renunciar a tu trabajo, a tu sueldo, a tu independencia económica, a gastar lo que quieras cuando quieras, a tu vida social…o prefieres renunciar a tus hij@s.

Cuando acabe tu baja por maternidad, qué vas a elegir?

a) Vuelves a tu puesto de trabajo? (Da gracias a dios que lo conservas estando el trabajo como está)

b) Vuelves a tu puesto de trabajo y pides reducción de jornada? (ojo! Que la crisis es muy gorda y a lo mejor… el día menos pensado… ya sabes… no te necesitan)

c) Pides una excedencia y, milagrosamente, te quedas embarazada de nuevo (así va el país… por eso los empresarios no contratan a mujeres…)

d) Plantas tu carrera profesional para dedicar todo tu tiempo a cuidar a tu hij@ y ya irás viendo en qué momento y condiciones empiezas a buscar trabajo de nuevo… (lo que toda la vida se ha llamado ser una mantenida)

Y lo peor, querida amiga, no es luchar contra el qué dirán. Lo peor es luchar contra el qué dirás. Te adelanto que, escojas lo que escojas, te vas a sentir culpable. Culpable por no aprovechar la oportunidad que te brindan nuestra «bendita» sociedad capitalista, tu edad y tus conocimientos, y  tener el trabajo remunerado que te proporcione la independencia económica que mereces. O culpable por dejar a tu bebé de 16 semanas con cualqueira que no seas tú.

Este es el Plan de Conciliación que tenemos en este país. Una joya, vaya…

El mensaje que impera es: no lo pienses mucho, pasa de tu instinto (como has hecho hasta ahora) y haz lo que hace la mayoría de la gente. Y si decides que eso no es lo que tú quieres, prepárate para escuchar cosas del tipo de: ¿Pero entonces, para qué has estudiado? ¿Para quedarte en casa con tu niñ@ colgado de la teta todo el día?; ¿Tantas mujeres que han dado su vida por conseguir que la incorporación de la mujer al mercado laboral fuese una realidad y vas tú y te quedas en casa a cuidar de tus hij@s?; ¿Pero qué problema hay en que tus padres te cuiden a l@s niñ@s? ¿Pero qué problema hay en que l@s lleves a una guardería? ¿Pero qué problema hay si con tu sueldo puedes pagar a una chica que te l@ venga a cuidar a casa?

Y el problema es, simplemente, que eso es lo que no debería ser. Pero parece que nadie lo ve o que a nadie le importa. Porque la conciliación y los cuidados no forman parte de ninguna agenda. Ni de los partidos políticos, ni de los empresarios, ni de los sindicatos… Ellos entienden que para conciliar basta con abrir más guarderías (que aún así no son suficientes) o dar ayudas para cuidados a niñ@s menores de 3 años. Pero, para qué queremos bajas remuneradas como las de Gran Bretaña (365 días) o como las de Noruega (410 días). Estamos loc@s!?

La alternativa. Quizás, emprender. Suena innovador, verdad? Pues no lo es…

Ya lo hicieron nuestras abuelas. Las que hacían encaje de bolillos, las que cosían las redes de pesca, las que limpiaban en las casas de l@s señor@s ricos del pueblo, las que cultivaban las tierras o se iban de amas de cría de l@s hij@s de otr@s.

Hoy hacemos un blog, montamos una tiendita online, o una pequeña agencia de viajes en el salón de casa… Necesitamos sacar partido a lo que sabemos, asumiendo que los inicios serán complicados, que los beneficios (si existen) serán un simple complemento de la economía familiar y que tendremos que invertir muchas horas. Si estás pensando que emprender es una opción, te vendrá bien saber algunas cosas. Quitarás tiempo al sueño para poder terminar lo que no conseguiste hacer durante el día, pero estarás con ell@s cuando te necesiten. Podrás tenerl@s contigo mientras trabajas. De la teta al regazo, del regazo a la teta. Estarás ahí si no quieren ir al cole o si están malit@s. Desayunarás, comerás y cenarás con ell@s. Podrás llevarlos a la compra, al cole o al monte… Cogerás la bicicleta si hace bueno y saltarás en charcos si llueve. L@s consolarás cuando lloren y l@s abrazarás. Y l@s besarás cuando quieras y se dejen. Sabrás cómo les ha ido el día cuando lleguen a recogerte al trabajo. Jugarán a tu lado mientras apuras los 10 minutos que te dejan entre “mamá, juega conmigo” y “mamá, me aburro”.

Nadie dice que vaya a ser fácil. No lo será. Trabajarás siempre con la sensación de no dar más del 25% de lo que podrías dar. Pero será tu mejor 25%  😀

Escoge lo que quieras. Trabaja fuera de casa o quédate a cuidarl@s. Elige lo que te dicte el corazón y lo que te permitan tus circunstacias, pero elige tú, sin remordimientos.

Y mientras la vida discurre, seguiremos luchando por una conciliación real, de calidad, que permita que la productividad y los cuidados convivan. Desde nuestra pequeña parcela, unimos esfuerzos en este #MisionConciliación con otras madres de Galicia y de todo el Estado. Somos muchas #FamiliasLoitando por lo que merecemos como madres, mujeres y trabajadoras.

Por eso, los días 1 y 2 de septiembre tenemos una quedada a partir de las 22:00h para twitear lo que para nosotr@s significa conciliar de verdad! Utilizad los hastag #MisionConciliacion y #FamiliasLoitando y uníos a esta iniciativa de Madres sí. Pero guerreras también. Twitead desde lo más profundo lo que para vosotr@s significa conciliar! Luchando por ell@s, por nosotr@s, por todas.

0 0 vote
Article Rating

Sobre Sonia López Sánchez

Son Sonia. Muller, nai e xornalista. Galega. Adiquei 15 anos da miña vida profesional á comunicación. Foi mentres estudaba xornalismo, moito antes de ser nai, cando comecei a investigar sobre cómo se paría en Galicia. Non me gustou o que atopei. Descubrín Gaia pouco antes de que nacera Lucas, e diso fai xa 6 anos. En Gaia atopei a miña forma de conciliar, criando aos meus fillo e filla mentras acompaño a mulleres que, coma min, resoan noutra forma de parir e críar, dende a consciencia e o respecto. Hoxe sei un pouco máis que entón de porteo, de xogo libre, de BLW, de partos respectados e do poderosas que somos as mulleres. E nese camino estamos. Dende a honestidade e a continua formación. Facendo tribo.
Suscribirme
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments