» El juego es algo sagrado, como una meditación»

Casiana Monczar es una mitad de Grapat. Es argentina y catalana, y antes de dedicarse a producir juguetes trabajaba en publicidad y como productora teatral.

Se define como entusiasmada de la vida. Cuando le preguntamos por una aficion, solo una, se queda con la de recoger hojas en otoño.

Pasiones? Ver crecer a sus hijos, y Grapat! Y el juego, claro!

Una mujer con mucho y muy interesante que contar…

 

Gaia dos Nenos: A que jugabas de niña? 

Casiana: Recuerdo tener pocos juguetes, recuerdo jugar en la calle y bajando las escaleras de mi casa sobre un colchón que deslizaba hasta chocar contra la pared de la planta baja 🙂  Alguna muñeca de trapo, y algunos Playmobils.

 

GdN: Y ahora, tienes tiempo para jugar?

C: Me gustaría jugar más de lo que juego, tengo realmente poco tiempo. Encuentro momentos de juego en casa donde tenemos un salón muy grande y muy muy muy vacío, los espacios vacíos son ideales para invitar al juego. Me gusta jugar a crear Mini Mundos – como no podía ser de otra manera – y me gusta compartir con mi hijos momentos de creación plástica, de costura, construcciones y los mil y un mundo inventados que se imaginan.

Casiana construyendo Minimundos tras la tertulia “Juego libre y materiales no estructurados” organizada por Tiempo de Infancia

 

GdN: ¿Qué significa jugar, en el universo Grapat?

C: El juego es algo sagrado, como una meditación y un momento que consideramos de profunda conexión con uno mismo. Una actividad que tiene sus propios ritmos, reglas. El juego es el momento del SI, donde TODO ESTÁ BIEN. Salvo las normas que se establezcan y que normalmente tienen que ver con no hacer daño al otro, a uno mismo, al entorno y al material, todo el resto vale, un submundo dentro del mundo real. Y cuando ocurren estos momentos de juego verdadero lo cuidamos, lo protegemos como si de un momento sagrado se tratara. No interrumpimos, cuidamos el espacio, nos mantenemos en silencio…

El juego es una actividad donde las criaturas pueden ser quienes ellos desean, quienes ellos necesitan ser en cada momento, porque el juego verdadero implica una conexión profunda que genera un movimiento interno desde dentro hacia fuera.

No interrumpimos, cuidamos el espacio, nos mantenemos en silencio…

GdN: Qué necesitan l@s niñ@s para jugar?

C: Un entorno y materiales adecuados en función de sus necesidades y deseos. Hago hincapié en el deseo porque hablar solo de sus necesidades puede parecer que ofrecer materiales de juego solo tiene que ver con sus necesidades de aprendizaje y desarrollo y nos olvidamos que, cuando como adultos lo permitimos, juegan por puro placer, y que el aprendizaje aparece de forma espontánea. El aprendizaje simplemente ocurre. Es como con la comida, ellos comen porque tienen hambre y les gustan los espaguetis y no porque comiendo vayan a crecer. Con el juego pasa lo mismo.

 

Los niños necesita materiales nutritivos

 

No empatizo con la idea algo extendida de que “no necesitan nada porque con un palo ya se apañan” – a pesar de que entiendo el sentido de esta idea – Esta frase muy repetida puede malinterpretarse y creer que no necesitan nada, que da igual, que con una piedra y un palo tienen suficiente. Tiene algo de verdad, sin embargo no se le puede quitar importancia a la necesidad que tienen los niños de tener materiales nutritivos, y que no todo vale, y que una piedra y un palo pueden no ser apropiados depende la fase en la que se encuentre el niño. Si un niño con 2 años está en la fase de lanzamientos, no es apropiado darle piedras, puede romper un cristal o hacerse daño si le cae en el pie. Si un niño está en fase de transportar es necesario ofrecerle un contenedor o carro donde pueda hacerlo y materiales no demasiado pesados. Por eso: me encantan las piedras, los palos y las piñas, pero puede no ser suficiente o apropiado. El material que ofrecemos y dejamos al servicio del juego debería ser el resultado de una profunda observación del momento vital en el que se encuentra cada niño.

 

GdN: Hablamos de juego libre, de materiales no estructurados, contacto con lo natural… El juego es determinante en el desarrollo del niñ* pero, ¿qué nos enseña el juego cuando no es dirigido? ¿Qué reflejo va a tener en nuestra vida adulta?

C: Siento el juego como el lenguaje del niño, su discurso, su patria, el lugar dónde él es dueño y señor (dentro de unos límites por supuesto). La palabra libre desde mi punto de vista va asociada a la capacidad de elegir, y cuando un niño decide que quiere jugar con un trozo de madera y no con una muñeca, en realidad, en un sentido profundo, está conectando con un impulso interno y, sin duda, creo que si cuando sean adultos continúan conectados, la vida de todos sería más plena y feliz. A la vez, la libertad es una cosa muy muy grande, para la que hay que entrenarse y hacer uso a diario. Nuestra generación no tuvo esta posibilidad y espero que nuestros hijos puedan sostenerla durante toda su vida, puedan elegir, puedan decir no, puedan conectar con el deseo, con lo que les gusta y lo que no.

 

GdN: Grapat es ¿una empresa, un proyecto familiar o una filosofía? Qué ha significado en vuestra vida como familia?

C: Nunca me lo había parado a pensar, creo que sí es una filosofía de vida. La decisión de dejar la cuidad y vivir en el campo, junto con una posición muy activa en relación a varios proyectos de escuelas libres… pasando por detalles más pequeños como no tener televisión, haber dado a luz en casa, a no usar bicicletas con rueditas!!… Sí, nada es casual… creo que sí es como una forma de vida. A nivel familiar nos ha aportado y también nos ha quitado tiempo de poder estar con nuestros hijos. A veces pintamos mientras están cerca nuestro, y esa presencia dividida me genera cierto dolor. Sin embargo, espero que sea temporal, que poco a poco las cosas se vayan acomodando. Trabajamos muchas muchas muchas horas!!!

Casiana y Jordi, creadores de Grapat

 

GdN: Dónde está el origen de vuestro proyecto? Qué os trajo hasta Grapat?

C: Durante sus primeros 3 años nuestra hija mayor no ha tenido prácticamente ningún juguete y eso nos ha llevado a reflexionar sobre la necesidad que tenían los niños de tenerlos. Hemos hecho un trabajo interno de pareja y de consciencia para permitir que use objetos cotidianos, hemos abierto armarios de la cocina, hemos permitido que los libros se transformen en carreteras y a la vez hemos ido retirando de su alcance aquellas cosas que no queríamos que usara… Siento que éste es uno de los momentos donde empezó el proceso dentro de nosotros que nos llevó a montar Grapat.

 

GdN: Y después de estos años, en que habéis cambiado y qué permanece? 

C: El gran aprendizaje que estamos teniendo es el conectar con nuestros límites y poder decir que no, aprender a cuidarnos. Tener una empresa familiar implica un “desnudarse” que nos ha hecho aprender a protegernos. El taller está en la misma finca donde vivimos, el timbre y teléfono suenan constantemente, mientras nos duchamos nos recogen una caja, y nuestros ayudantes llegan cuando salgo a llevar a mis hijos a la escuela…

Lo que permanece y siempre permanecerá es un cuidado profundo a todo el proceso productivo, relación con los clientes, con los trabajadores y proveedores, los materiales, la procedencia… Cada material que incorporamos, por muy pequeño e insignificante que sea como un cascabel, es fruto de una reflexión profunda…

Nos gusta escuchar, atender a las necesidades de todos, nos vinculamos, nos hacemos amigos… cuidar y cuidar, este fue uno de nuestros principales objetivos y se mantiene hasta hoy.

 

GdN: Dos años de vida y un crecimiento exponencial. Cuántos puntos de venta tenéis en la actualidad?

C: Un crecimiento grande pero controlado, la expansión siempre va ligada a la capacidad productiva, no podemos permitirnos morir de éxito!

Tenemos unos 200 puntos de venta aproximadamente distribuidos en España, Holanda, Bélgica, Suecia, Francia, Alemania, Portugal, Italia, Chile, Estados Unidos (Y en breve un gran gran territorio con el cuál soñábamos y que se ha hecho realidad pero aún no puedo desvelar 🙂

 

GdN:  La clave de vuestro éxito dirías que es …

C: El saber cuidar, el producto, el cliente, la marca, el atender personalmente a nuestros clientes, incluso la política de precios, cuidar al pequeño igual que al grande, estar siempre disponible para charlar un rato….

 

GdN:  Y qué es lo que hacéis? Es producto?, es un material?, son juguetes…? Ponle nombre tú, por favor!

C: Nos gusta la palabra “material” u “objetos de juego”, pero es cierto que utilizamos la palabra “joguines” (Juguetes) para que la gente sepa qué es lo que ofrecemos. Sin embargo no me gusta la palabra “juegos”, de alguna forma me sugiere una idea de “juego con instrucciones”, pero más allá de la semántica ofrecemos un material inacabado, abierto, con un objetivo principal de que solo sea una puerta abierta que invita a entrar a jugar. Nos gusta la palabra juego para hablar del acto de jugar, el juego infantil, el juego libre, sin embargo no nos sentimos afines a llamar “juego” en el sentido de “Un juego de Nins y anillas”.

 

GdN: Como se hacen los “grapats”? Donde empieza todo?

C: Selección del material, elaboración, empaquetado, imagen, difusión… Nosotros hacemos todo el proceso, las piezas las trabaja un tornero que es parte fundamental de nuestro equipo, sin él nada sería posible y lo queremos con locura. Es como nuestro padre que nos trata como a sus hijos y nos ha enseñado casi todo lo que sabemos. Cuando llegan las piezas las pintamos (con diferentes técnicas depende la pieza). Para alguna de ellas Jordi se ha inventado ciertas máquinas sencillas y mecánicas, otras las pintamos con los dedos y un trapo, y otras con pincel. El empaquetado también es totalmente manual, estampamos las cajas con nuestro logo, las montamos, y con mucho cariño vamos colocando y seleccionando cada pieza de las que incluimos. En realidad todo lo hacemos nosotros, desde el diseño, a dar con los colores adecuados, la contabilidad, la difusión, la parte comercial… somos como una máquina multiuso. Desde hace un año ya no somos 2, hemos crecido un poco y ahora somos 8 personas trabajando día a día en Grapat.

 

GdN: Cuál es el producto/material/juguete que mejor resume la filosofía de Grapat?

C: Hasta ahora todo lo que tenga Nins, anillas y monedas, son nuestros “estrella”, sin embargo las novedades del 2018 incluirán una propuesta que será – desde mi punto de vista – el producto mas de alma Grapat… sorpresa…

Nins, anillas y monedas

GdN: Y tu preferido?

C: Difícil pregunta… No creo que pueda contestar, sería como preguntar a qué hijo quieres mas 🙂

 

GdN: Cuál es el que os ha dado más satisfacciones?

C: En general es una gran satisfacción cuando vemos el material en acción, y cuando comprobamos que las mil formas de utilizar un material son pocas cuando está a disposición de unas manos libres y creativas.

 

GdN: Y el que más se os ha resistido? Alguna asignatura pendiente?

C: Muchas! De todas las ideas que tenemos solo podemos producir un 30% y eso es una verdadera frustración. A veces por no conseguir proveedores (que cumplan nuestro requisitos internos de proximidad, etc.), a veces porque los costes cuando quieres trabajar con maderas sostenibles, de proximidad, etc. no son asumibles. A veces porque el laboratorio no nos homologa el diseño para la edad evolutiva que consideramos oportuna. Tener una idea, soñarla, desarrollarla, y que quede en un cajón es una verdadera frustración.

 

GdN: Dónde encontráis inspiración?

C: Alrededor de niños que juegan, sin ninguna duda. A veces nos preguntamos qué haremos cuando nuestros hijos crezcan y no tengamos esa energía cerca?

La inspiración nace del juego en acción

 

GdN:  Y el futuro? Hacia donde camináis?

C: Nos gusta crecer, nos sentimos reflejados en los niños cuando vemos que por mucho que quieras impedirlo no dejan de desear crecer, aprender cosas nuevas… Grapat es un juego continuo y un crecimiento continuo. Con Jordi nunca nos habíamos sentido tan niños como desde que tenemos Grapat. Y sí, crecer es uno de los objetivos, tanto en expansión como en el desarrollo de nuevas propuestas en nuestro catálogo. Pero el crecimiento es muy meditado, medido y siempre dentro de nuestras posibilidades. Crecer, para nosotros, no sería posible si tuviéramos que dejar de cuidar.

 

GdN: Por qué el “Feliç Joc” en todas vuestras cajas?

C: Porque desear un “feliz juego” es lo que soñamos que ocurra cuando una cajita llega a la casa de una familia que nos ha elegido.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS <3

Por vuestra generosidad y por cuidarnos.

Sobre Sonia López Sánchez

Son Sonia. Muller, nai e xornalista. Galega. Adiquei 15 anos da miña vida profesional á comunicación. Foi mentres estudaba xornalismo, moito antes de ser nai, cando comecei a investigar sobre cómo se paría en Galicia. Non me gustou o que atopei. Descubrín Gaia pouco antes de que nacera Lucas, e diso fai xa 6 anos. En Gaia atopei a miña forma de conciliar, criando aos meus fillo e filla mentras acompaño a mulleres que, coma min, resoan noutra forma de parir e críar, dende a consciencia e o respecto. Hoxe sei un pouco máis que entón de porteo, de xogo libre, de BLW, de partos respectados e do poderosas que somos as mulleres. E nese camino estamos. Dende a honestidade e a continua formación. Facendo tribo.

No se admiten más comentarios