Toallitas desechables, ¿cómo elegir?

Las toallitas desechables se han convertido en uno de los imprescindibles cuando tenemos un bebé. Siempre las llevamos encima y las usamos constantemente, porque resulta muy cómodo sacar del paquete, usar y tirar. Con un uso tan intensivo en una piel tan delicada, deberíamos poner especial cuidado a la hora de elegir toallitas para nuestro bebé, sobre todo si tiene la piel sensible o es propenso a tener dermatitis del pañal.

bebe_durmiendo
Pero antes reflexionemos, ¿es necesario utilizar tantas toallitas? ¿en qué casos son realmente imprescindibles? Por ejemplo, ¿es necesario usarlas en cada cambio de pañal? ¿en casa? ¿como único método de limpieza genital? NO. Siempre que sea necesario (normalmente cuando hay caca, si sólo hay pis debería llegar con agua) y cuando podamos, lo mejor es utilizar agua y jabón (un jabón apropiado para su piel). Es lo que mejor limpia y lo más saludable para la piel y para la zona genital, especialmente la de las niñas (intentando no aplicar el jabón directamente en su vulva, sólo el agua enjabonada). Cuando estamos en casa, no deberíamos de necesitar las toallitas casi en ningún caso y la toallita debería ser únicamente un sustituto puntual del lavado con agua y jabón. Si ponemos esto en práctica nuestro uso de toallitas debería de disminuir drásticamente y ya estaremos exponiendo mucho menos a nuestra bebé a productos cosméticos (sin hablar del aspecto ecológico del tema). En muchos casos de dermatitis del pañal, esto sería suficiente para que desapareciera, bien porque estamos desinfectando mejor la zona o por la reducción de los cosméticos utilizados.

Bebé bañera
Ahora que ya hemos reducido su uso, podemos centrarnos en cómo buscar una buena toallita. Intentemos, en primer lugar, centrarnos en los ingredientes de la loción que llevan incorporada: buscaremos una sin perfume, sin parabenos, sin peg (derivados del petróleo) y sin fenoxietanol. Eliminados los compuestos no deseables, fijémonos en los ingredientes que sí nos gustaría que llevara, como aloe vera, camomila o caléndula y en qué cantidad. El orden de los ingredientes es importante y, si está entre los 5 primeros, su cantidad será significativa, de lo contrario será prácticamente insignificante.

Una vez estudiada su composición podemos fijarnos en el tejido de la toallita, si es biodegradable o no, si es resistente, si tiene buen tamaño, si viene muy empapada en loción… Una buena prueba es pasarnos la toallita por nuestra cara, para saber si nos deja una buena sensación o no. También podemos evaluar su embalaje, los materiales utilizados para su empaquetado y si tiene una forma de presentación conveniente. Podemos también valorar las certificaciones que tiene, que nos dan información sobre su proceso de fabricación, el origen de la celulosa y de los ingredientes.

Sin tóxicos
En Gaia, trabajamos con dos marcas de toallitas con las que estamos muy a gusto, Pingo e Ingeo, ambas con un tejido estupendo y una loción muy cuidada.

Toallitas Pingo

Hay una marca muy popular, las Waterwipes, que ofrece una loción que es 99,9% agua y un 0,1% de extracto de pomelo como antibacteriano. En principio es algo muy interesante, una loción totalmente inocua para la piel del bebé. Aunque yo les encuentro un par de peros. Ahora que tenemos claro, que cuando usamos una toallita es cuando no tenemos a mano agua y jabón, y que cuando las usamos es para limpiar y desinfectar cuando realmente lo necesitamos, en mi opinión estas toallitas no hacen bien esta función desinfectante, ya que no tienen jabón. No digo que sea necesario en todos los casos ni en todos los tipos de piel (hay niños que son mucho más resistentes a la dermatitis aunque no seamos exquisitos en el cuidado de la piel), pero en aquellos momentos en que sí necesitamos limpiar de verdad, creo que pueden ser insuficientes. Y por otro lado, si son casi totalmente agua, me parece que es una forma muy cara de tener una toallita impregnada de agua. La elección, va a depender del uso que les vayamos a dar, ¿vamos a usarlas para todo en todo momento? ¿O sólo para los casos de desinfección en que no tenemos a mano agua y jabón adecuado para nuestro bebé?
En tu mano está decidir ;).

0 0 vote
Article Rating

Sobre Miriam Parada Robles

Apasionada por la naturaleza y la montaña. Llego hasta Gaia desde el mundo de la informática y la consultoría. Ser madre, con la llegada de mi primer hijo, marcó en mi vida un punto de inflexión replanteando mi modo de vivir, de pensar y de sentir. Ahora estoy aquí, decidida a mejorar un poquito mi mundo, defendiendo la maternidad y crianza respetuosas, el juego y el movimiento libre.
Suscribirme
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments