¿Es muy mayor para ir ACM? Contramarcha extendida

Ya sabemos que viajar a contramarcha en el coche está recomendado, por lo menos, hasta los cuatro años. Pero, ¿y más allá? Pues cuanto más tiempo podamos ¡mejor! Las razones por las cuales es más seguro viajar ACM siguen siendo las mismas, aunque con un peque con una cabeza un poco más proporcionada y con unas cervicales un poco más fuertes. Si tu peque ya tiene cuatro años y se le acaba su silla ACM tienes opciones para seguir manteniéndolo a contramarcha.

Tamaño cabeza y cuello

Las sillas que serían adecuadas para seguir a contramarcha el mayor tiempo posible serían las que por la normativa ECE R44/04 serían de los grupos I-II o en la nueva normativa I-size, las que llegan hasta los 125cm de estatura. Dependiendo de la silla y de la estatura del niño, podrían ir ACM hasta los 5, 6, 7 e incluso 8 años:

Aquí, una de las mayores dudas que suelen tener los padres de llevarlos ACM a estas edades es la colocación de las piernas (además de parecer raros por poco habitual, pero eso ya es un tema de cada uno ;)). En este sentido, los niños no tienen el mismo problema que nosotros para estar sentados, son infinitamente más flexibles, y más ligeros. Ellos prefieren llevar las piernas arriba que llevarlas colgando (pensad que a ellos no les llegan al suelo). Pueden ir con las piernas cruzadas, flexionadas, estiradas en el respaldo o de mil formas que a nosotros nos desencadenaría un síndrome de la clase turista.

Aquí os dejo unas fotos de mi hija de casi 5 años (se mueve en un percentil 90 de estatura) colocada en su silla ACM, una ya descatalogada Axkid Kidzofix heredada de su hermano mayor :).

Niña de 5 años en silla ACMNiña de 5 años en silla ACM

Además, pensemos que en viajes largos en coche, siempre vamos a tener que hacer descansos, vayamos en la posición que vayamos.

Con respecto a la opinión del peque, podría ser que tuviéramos recelos por pensar que tan grande ya no va a querer ir ACM, pero también es una oportunidad estupenda para explicarle y compartir con él las razones de por qué va así sentado, ahora que ya tiene más capacidad de razonamiento. Eso sí, no esperemos que porque lo comprenda a su manera, va a tener que pensar como nosotros, es una decisión de seguridad que queda bajo nuestra responsabilidad.

Intentemos que su espacio en el coche, sea un espacio lo más cómodo y agradable posible, con un reclinado adecuado, todo el espacio que podamos asignarle y algún entretenimiento apropiado, pero recordemos que el exceso de objetos bailando por el coche puede ser peligroso.

Otra opción a considerar, para el que tenga la suerte de tenerlos o quien pueda permitírselo es el tener un vehículo con asientos configurables, que se pueden colocar en la dirección contraria de marcha, que suelen ser algunos monovolúmenes o furgonetas. Con esta opción con cualquier silla a favor de marcha que se corresponda con la edad y talla de nuestro hijo estará viajando de la forma más segura, ¡a contramarcha!

Sobre Miriam Parada Robles

Apasionada por la naturaleza y la montaña. Llego hasta Gaia desde el mundo de la informática y la consultoría. Ser madre, con la llegada de mi primer hijo, marcó en mi vida un punto de inflexión replanteando mi modo de vivir, de pensar y de sentir. Ahora estoy aquí, decidida a mejorar un poquito mi mundo, defendiendo la maternidad y crianza respetuosas, el juego y el movimiento libre.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificación de