Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies. aceptar

Nosotras: Sonia, Elena y Miriam

Gaia Ecocrianza nació de la necesidad de acompañar a nuestros hijos e hijas, y también de crear tribu con otras mujeres recién llegadas a la maternidad. Gaia nació queriendo ser refugio y altavoz. Un lugar desde el que cambiar el mundo.

Gaia Ecocrianza es, en esencia, respeto.

Respeto a las mujeres. A sus cuerpos y sus decisiones.

Respeto al momento sagrado del parto y nacimiento.

Respeto a la infancia y a las necesidades vitales del recién nacido.

Respeto al derecho de niños y niñas a crecer cuiados y queridos.

Respeto al juego y movimiento libres, como guías del aprendizaje autónomo.

Respeto al medio ambiente que nos acoge y del que somos parte.

Hacia donde caminamos

Queremos consolidar un proyecto que es todo alma. Un proyecto que en realidad son tres: el de las tres familias que lo hacemos caminar. Queremos que sintáis Gaia Ecocrianza como el espacio de confianza que es. Un lugar al que acudir, donde simplemente estar o charlar, o leer, o jugar y observar ... Pero también queremos que nos veáis como vuestra tienda de referencia para vivir una ma(pa)ternidad plena. Un lugar en el que ponemos en valor el poder de los cuidados y el respeto a niñas/os, a sus tiempos y necesidades.

Trabajamos con pasión y convicción. Creemos en lo que hacemos, estamos en constante revisión, con nuestras fuerzas puestas en acompañar la maternidad y la crianza. Llegamos hasta aquí convencidas de que ésta es la manera más honesta de vivir nuestras maternidades y también la mejor forma de cambiar el mundo.

Por qué somos diferentes

Queremos vender pero con la misma fuerza queremos contagiar una manera de criar basada en el respeto a los tiempos y autonomía de niñas y niños como pilar fundamental para su desarrollo óptimo e integral.

Porque en esta realidad de consumo inmediato y barato que nos toca vivir, nuestra máxima prioridad sigue siendo ofrecer materiales de primera calidad, respetuosos con el entorno y con las personas, sostenibles y que no escondan condiciones de trabajo indignas. 

Somos una cooperativa de trabajo asociado porque creemos en una economía más social, en la que las personas priman sobre el dinero. Porque queremos trabajar y vivir con dignidad, y por eso hemos construido nuestra propia tribu; para que vida laboral y familiar pudieran coexistir en equilibrio. Así es como hemos conseguido crear un equipo maravilloso que debe su fuerza al respeto, la confianza y el trabajo colaborativo. Porque nos amamos, nos cuidamos y nos apoyamos. Entre nosotras y a vosotras.

Gracias por estar